lunes, 10 de abril de 2017

MASTER DE AUGUSTA 2017. SERGIO GARCIA CAMPEÓN. SI LO SUEÑAS, LO PUEDES CONSEGUIR





He de reconocer que soy un chaquetero, pero no de chaquete verde, chaquetero cutre, jajaja. Si veo que en un deporte, casi da igual cual, hay españoles con opciones de hacer algo grande, me asomo a ese deporte, me hago aficionado y hasta extrañamente lo disfruto, así sucedió con Ballesteros en los 80, con Olazabal en los 90, con Nadal y otros tenistas que se paseaban por Roland Garros como Arancha. En el ciclismo con  Indurain y sus 5 tours, luego con Contador, con Gasol y la selección de baloncesto, con la Formula 1 de Alonso y aquellos años de gloria 2005 y 2006 con los que nos hizo tanto disfrutar, que lejos ya...con Mireia y sus éxitos en natación de estos últimos años, Gómez Noya y el triatlón y poco más, estos que he mencionado han sido los deportistas y deportes que me han hecho emocionarme y seguirlos, pero practicarlos casi nada.

No me he montado en un Formula 1, ni me interesa, mas que nada porque no me gustan los coches, no he jugado casi al tenis, ni me interesa demasiado, aunque en su día di clases y mal no se me daba, no he jugado casi al baloncesto, salvo al 21 y poco más. He montado poco en bici, solo abuse de ella de pequeño hasta los 14 años, por diversión y en bicis que no tenían marchas, no subía cuestas, todo era llano. De la natación puedo decir que tome clases de pequeño pero lo que mas me marco fue el exquisito cuerno relleno de chocolate que caía tras las clases. He decir que pese a todo esto me considero un niño deportista, lo que mas hice fue correr y jugar al futbol y ambas cosas se me daban decentemente, siempre fui un niño delgado y fibroso hasta los 21 años que comencé a engordar y tener el aspecto que tengo ahora. Al golf si jugué, también, di clases, fue a los 16-17 años y luego con 25-27 años de nuevo, lo pase bastante bien, se me daba bien, hacia con cierta frecuencia pares, birdies no y bogeys y doble bogeys también, jajaja. Era una maravilla ver como impactaba a la bola en el tee de cualquier salida o incluso en el segundo o tercer golpe buscando el green y ver como tras un maravilloso swing la pelota volaba alto y lejos, era una maravilla, un golpe perfecto, al golpearla sabias si seria un buen golpe o no y si era bueno solo había que disfrutar ensimismado el vuelo de esa pelota, mezclado con el sol y el cielo azul, que grande... hacia el green, cuanto disfrutaba...luego no me dio por dedicarle tiempo porque había otras prioridades pero lo disfrute mucho.

En honor a esos años en los que jugué al golf, en honor al presente campeón del Master de Augusta 2017, Sergio García, va esta entrada. Llevaba sin ver golf, desde 1997 con aquel Master de Augusta espectacular de Tiger Woods y tras 20 años me he vuelto a poner la chaqueta verde y he visto el master el jueves, otro poco el sábado y el domingo casi todo el partido de Sergio. Hay que ver cuantos años llevaba dando la espalda al golf, estaba esperando a que un español recogiera el testigo del legado de Ballesteros y Olazabal y llegó Sergio y lo recogió, que maravilla...ha tardado, se ha hecho esperar pero lo ha conseguido y quizá logre alguno más y si no ahí estará Jon Rahm, al que todos veían como único futuro ganador del Master (ya habían-habíamos dado por acabado a Sergio Garcia, a mi ni se me pasaba por la cabeza que ya pudiera ganar un grande a estas alturas, si no lo había hecho ya), pero este aprovechó que el foco mediático estaba sobre Jon para sin la presión de hace 10 años de los medios, poderse llevar el gato al agua.


Al fin Sergio García lo ha conseguido, han tenido que pasar 18 años, desde que en 1999, tras ganar el master amateur y presenciar como ponían la chaqueta verde a Olazábal, para hacerse realidad sus palabras de aquel día en las que se mostraba confiado en que algún día ganaría el master. Tras varios disgustos, en el 2012 indico que quizá no tenia la calidad suficiente para ganar en Augusta, era una buena forma de quitarse presión, cambio el chip, se lo tomo todo con más calma y 18 años después de aquel deseo de niño, ha logrado ganar, ha hecho su sueño realidad, cuando ya nadie lo esperaba, quizá solo el mismo y con timidez.

Sergio García nos ha demostrado que los sueños se cumplen, solo hay que ir a por ellos.

Estas son las crónicas de hoy 10 de abril, un día después de ganar Sergio su primer Master de Augusta, su primer grande, su primera chaqueta verde, la que yo me he puesto para volver a ver un triunfo de un español. Visto lo visto con Sergio y Rahm, pinta que en los próximos años estaré de nuevo algo más cerca del golf, toca estar con la chaqueta puesta, en vista de que en la Formula 1, hace ya años me la quite, en el ciclismo casi también, en el baloncesto casi también.

Hoy en día me pongo la chaqueta para seguir el atletismo que para eso es mi deporte rey y el futbol con el Real Madrid y la selección, el tenis, el golf, tímidamente y de reojo el baloncesto, el ciclismo por si Contador en el ocaso de su carrera puede hacer algo en el que seguramente sea su último tour de Francia, el triatlón que lo ponen ya por la tele y ahí están Gómez Noya y Mario Mola, dándonos constantes alegrías. El triatlón no lo he practicado ni lo practicare nunca, no se usar las marchas de la bici y nado fatal, no me gusta nadar, así que solo queda como deporte visual, no de practicar y así lo disfruto también, sobretodo la última parte, la definitiva, esos 5 o 10 kms finales corriendo donde se juegan todo.

Vamos con las crónicas del Master de Augusta 2017, el Master de Sergio:

Fue la victoria del deseo, la del deportista al que ya le buscaban sucesor cuando él aún no había llegado a la cumbre. Sergio García, de Borriol, ganó el Masters de Augusta en el campo que arrancó sus mayores frustraciones en las 17 ediciones que jugó como profesional. Antes hubo una como aficionado, la del 99, donde fue el mejor amateur y fue feliz. "Algún día lo ganaré como profesional", pensó cuando se vio junto a Olazábal, que llevaba la chaqueta verde puesta. Han tenido que pasar 18 años, pero el golfista anteriormente conocido como El Niño, casi un hombre casado, tiene esa prenda.

Tuvo aire, además, de revancha. En la batalla final superó a todos los de su generación. A Rose, el campeón olímpico, que fue el que más resistencia opuso, pero también a Scott, a Fowler... A todos esos chicos a los que comandaba cuando era joven y que le pasaron a lo largo del siglo. Ahora ya se siente como ellos. O mejor.

El momento cumbre se cargó de simbolismo. En el primer hoyo de desempate falló Rose, Sergio fue un autómata y acabó con un birdie. Angela Atkins, su futura mujer, lloró. Él también después de celebrarlo como un gol en el green del hoyo 18 de Augusta. Cuando se anunciaba el advenimiento de Rahm, Sergio llegó para pedir sitio. A los 37 años y en el 60 cumpleaños de Seve, el malogrado genio. Era el día perfecto.

La vuelta no había podido empezar mejor, con dos birdies en los tres primeros y viendo cómo su rival cometía bogey en el 5 para darle tres golpes de ventaja. Pero tres birdies seguidos de Rose entre el 6 y el 8 y dos bogeys consecutivos del español en el 10 y el 11 dieron la vuelta a la situación.

En el curso de las remontadas en el deporte, Sergio también quiso intentarlo. Fue a raíz de un fallo que pudo haber sido definitivo, justo al abandonar el Amen Corner con dos golpes de desventaja. El español quiso hacer un tiro reservado a jugadores como Dustin Johnson, que pegan como mulas. Se trata de pegar un golpe por encima del bosque y burlar el codo que hace el hoyo 13 (par 5). El español midió mal y se quedó justo en el matorral. En un combate de boxeo, que en esos momentos ya lo era porque era un pulso entre él y Rose, el árbitro hubiese preguntado si quería seguir. Estaba contra las cuerdas.

Pero Sergio dropó, jugó un golpe muy apurado y salvó el par. Rose, que lo hizo todo de una forma más ortodoxa, consiguió al final el mismo resultado.

Un birdie en el hoyo 14 llenó de aire. Y llegó el 15. El último de los pares 5 del Augusta National. Ahí Seve, por arriesgarse a tirar por encima del lago en el segundo golpe perdió la edición de 1986. Allí también Gene Sarazen, un mito, logró un albatros que aún es considerado el mejor golpe que han visto estas tierras. Sergio también dio un golpe de antología, rematado con otro putt de colección y puso el eagle. Como Olazábal en la última chaqueta verde del golf español en 1999. La contienda se había igualado.

Sergio se vio dos atrás y con su rival embalado. Entonces el español se sacó este espectacular putt para 'eagle' de casi cinco metros que le permitió recuperar el coliderato a pesar del birdie de Rose. Ese putt fue determinante en el cambio de ánimo del español, que encaró los hoyos finales y el desempate pleno confianza.

El trago del 16

Volvió a distanciarse Rose en el 16, se frenó en el 17 con un bogey y se alcanzó el 18. El fantasma de Carnoustie de 2007, cuando un putt también de dos metros tampoco lo embocó y prolongó su periplo por el desierto, brotó en el green del hoyo 18. Ese putt tampoco cayó y los lamentos de Sergio a Glen Murray, el caddie, presagiaron que otra oportunidad se iba a ir por el desagüe.

Pero tantos años de espera también han labrado un jugador distinto. Bajo la gorra verde apareció una mirada de lobo, el mismo instinto de campeón que se asoma en la Ryder Cup y que le ha cultivado el respeto de todos sus colegas. Aquel que se le negaba siempre fuera del círculo más endogámico del golf.

Han tenido que pasar 74 grandes y casi media vida desde su eclosión para que un triunfo de relevancia de verdad colme el éxito de español. El golf de este país que promete tener un futuro fantástico con Rahm, no podía dejar fuera de la cadena a Sergio. Un jugador de fantasía.

Sergio García terminó este domingo con su larga historia de desencuentros con los 'majors', que se había convertido en una de las maldiciones más sonadas del golf moderno. Sólo tres jugadores, Jay Haas, Colin Montgomerie y su amigo Lee Westwood, habían disputado más 'grandes' sin resultar victoriosos, pero ninguno acumulaba tantos Top 10 como él. Tampoco Top 5. Sergio lleva 12. Es decir, cada seis grandes terminaba entre los cinco primeros.

Una paradoja para un jugador que pudo lograr su primer 'major' antes de cumplir los 20 años, algo inédito desde 1911. Fue en el PGA Championship de 1999. Tiger Woods se lo arrebató por un golpe. Constaría mucho convencer a quienes vieron al imberbe español jugar aquella semana en Medinah de que ese genial y descarado jugador, al que apodaron El Niño, iba a llegar a los 37 años sin un grande en la mochila. 



 

Más 'top 10' que nadie

Tres años más tarde, en 2002, inscribió su nombre en el selecto club de jugadores que han logrado hacer Top 10 en los cuatro 'majors' el mismo año. Su opción más clara aquel año fue en el US Open disputado en Farmingdale. Llegó al domingo a cuatro golpes de Tiger Woods, pero una última vuelta de 74 le dejó sin opciones.

En 2007, en Carnoustie, llegó a poner una mano sobre la Jarra de Clarete. Se puso líder el primer día. Partió el domingo con tres de ventaja y, pese a una última vuelta sobre par, pateó desde menos de dos metros para llevarse el torneo en el 18. El hoyo escupió la bola y le condenó a un playoff en el que Harrington, que venía lanzado tras recuperar seis golpes, lo derrotó. 

Harrington volvería a cruzarse en su destino en el PGA de 2008. Entonces fue el español el que vino desde atrás con una gran vuelta que se torció con un golpe al agua en el 16 cuando ocupaba el liderato. Una desafortunada corbata y el sensacional rendimiento de su rival en los greenes le arrebataron el trofeo y alimentaron la leyenda del infortunio del español en los momentos decisivos.

El español, que batia récords de presencia entre los mejores y ganaba torneos en todos los cirtcuitos, se granjeó la fama de jugador sobrado de talento pero sin la sangre necesaria para rendir a la hora de la verdad. Y llegó a creérselo. Así lo dijo en el Masters de 2012 después de que otro sábado infernal enterrara sus opciones. Desde entonces hasta este domingo había sumado tres Top 10, pero no había vuelto a tener opciones claras de ganar.

La chaqueta verde no alteró el estado zen en el que lleva Sergio García desde que pisó el Augusta National hace una semana y que según repitió tras cada una de sus vueltas es la clave detrás de su extraordinario rendimiento esta semana en el torneo que tantas veces le desquició. Había llorado el español sobre el green del 18, escenario del fatídico desempate, al abrazarse con su prometida. Pero minutos después no quedaba rastro de esa emoción. Su rostro reflejaba tanta felicidad como calma. 

"Honestamente, estoy muy feliz pero no siento nada diferente.", respondió a uno de los cerca de 100 periodistas que se dieron cita en la sala de prensa. Algunos desprendían casi más emoción que el propio jugador. El ansiado triunfo del español era la historia que todos querían contar desde primera hora de la mañana. 

El español insistió en que esa nueva actitud de la que ha venido hablando toda la semana ha sido la principal clave de su triunfo. Un cambio de mentalidad que le permitió, según dijo, llegar por la mañana al campo tranquilo y mantener la calma incluso cuando las cosas se torcieron. "Desde que he llegado al campo estaba muy calmado, más que ningún otro domingo de 'major' y más que el sábado", explicó el jugador. "Incluso después de los dos bogeys sabía que estaba jugando bien y que tendría mis posibilidades", matizó. 

Sergio aseguró que más que de ningún otro golpe, de lo que más orgulloso estaba era del carácter y la mentalidad que exhibió durante la vuelta: "En otros torneos habría empezado a quejarme a mi caddie después de algún fallo. Ahora he aprendido aceptar las cosas que tienen que pasar. En el pasado he sido muy estúpido tratando de pelear contra algo que no se puede. Ahora miro al campo de otra manera".

Cómo se ha producido ese giro copernicano es lo que no terminó de aclarar del todo. Hablo de "mucho trabajo" y también de pedir "ayuda". "¿A quién? A mi familia y amigos", respondió. 

Confesó que las notas que su prometida, presente en la conferencia, le había dejado cada mañana en el espejo del baño habían sido una gran motivación. y habló nuevamente del emocionante mensaje que le envió Chema Olazábal el miércoles. "No comparto mi taquilla (en el célebre vestuario de los campeones) de momento y no me importaría compartirlo contigo", le escribió el dos veces ganador. También habló, claro, de Seve, el pionero del golf español que habría cumplido 60 este domingo. "Estoy seguro de que me ha echado un par de manos durante esta vuelta", dijo.

Y se despidió aclarando que la chaqueta verde no le va a cambiar: "Sigo siendo el mismo, igual de bromista que siempre", bromeó.

No había mejor día para conseguir el primer Major de la carrera de Sergio García que un 9 de abril, la fecha en la que Severiano Ballesteros, el golfista europeo por excelencia, hubiera cumplido 60 años. 

Parecía que la figura de Seve se posaba sobre el green de Augusta a la hora de ejecutar ese putt en el hoyo de desempate calmando los nervios de Sergio García y ayudándole a hacer historia y recoger el testigo de la gloria que años atrás habían saboreado José María Olazábal y el golfista que abrió a España al mundo del golf, Severiano Ballesteros.

Casi seis años después de la muerte de Ballesteros, Sergio García le rindió homenaje de la mejor manera posible, haciéndole el regalo que el golfista cántabro más le hubiera gustado en vida, la victoria en el Master de Augusta. Sergio García se regaló así mismo el primer Grande de su brillante trayectoria, pero fue algo más que eso, un regalo para el golf español y para la figura de Severiano Ballesteros. Va por ti Seve.


 

A ver si esto me sirve de inspiración y logro dar por fin este año con mi mejor versión. De momento, hasta finales de mayo, no volveré a competir.

2 comentarios:

Carlos GG dijo...

Pues yo deportes nada. Sólo cada 4 años los Juegos... sin son en Europa y cuadran los horarios. Pero vamos, que si todos fueran como yo los de Movistar o Vodafone Ono se arruina antes. No veo ni un partido de nada!

Rafael dijo...

Haces bien, Carlos, mas tiempo para ti y otras cosas mejores para ti.
Un abrazo¡¡.

HITOS

2010

23 FEBRERO-88 KILOS. A 61 DIAS.

24 FEB. COMIENZO A CAMINAR.A 60 DIAS.

25 FEB.SABIENDO QUE ME VOY A CALAR,HAGO EJERCICIO Y EVIDENTEMENTE ME CALO HASTA LOS HUESOS,PERO ESTA ES YA MI SEGUNDA VICTORIA. A 59 DIAS.

1 MARZO. EMPIEZO A CORRER CON 3 KMS, POR FIN¡¡¡. A 55 DIAS.

10 MARZO. COMIENZO LA DIETA CON 88.9 KILOS. A 46 DIAS.

10 MARZO. CUBRO 5 KMS,YA CASI 1/4 DE LA MEDIA. A 46 DIAS.

17 MARZO. CUBRO 8 KMS,MAS DE 1/3 DE LA MEDIA. A 39 DIAS.

17 MARZO. PESO 87.2 KILOS.LA BASCULA POR FIN EMPIEZA A CEDER ,PESO MAS BAJO DE LO QUE VA DE AÑO. LA DIETA Y EL ENTRENAMIENTO EMPIEZAN A FUNCIONAR. A 39 DIAS.

21 MARZO. PESO 86.1 KILOS.QUE BIEN PINTA TODO¡¡¡. A 35 DIAS.

26 MARZO.PESO 85 KILOS. A 30 DIAS.

26 MARZO. CUBRO 10 KMS, CASI LA MITAD DE LA MEDIA. A 30 DIAS.

11 DE ABRIL. CUBRO 12 KMS, PASANDO POR EL KM 10 EN 58:55. A 14 DIAS.

15 DE ABRIL. PESO 83.5 KILOS. A 10 DIAS.

18 DE ABRIL. CUBRO 15 KMS CON MARCA PERSONAL. A 7 DIAS. 1h:32:18

25 DE ABRIL. COMPLETO LA MEDIA MARATON DE JEREZ (20633m) en 2h:19:36

18 DE OCTUBRE. PESO 92,4 KILOS.

19 DE OCTUBRE. HOY COMENCE DE NUEVO A CORRER CON 3 KMS TRAS 4 MESES FUERA DE JUEGO.

22 DE OCTUBRE. ALCANZO LOS 5 KMS, YA ESTOY MAS CERCA.BIEN¡¡.

25 DE OCTUBRE. PESO 90,5 KILOS.

31 DE OCTUBRE. COMPLETO 8.3 KMS.

1 DE NOVIEMBRE. PESO 89.3 KILOS.

13 DE NOVIEMBRE. COMPLETO 10 KMS, SE HAN HECHO ESPERAR PERO AL FINAL TODO LLEGA. BIEN¡¡¡. 1h:12:22

15 DE NOVIEMBRE. PARON POR SOBREPESO, TOCA ADELGAZAR.

2011

15 DE ENERO. PESO 89.9 (ROMPO LA BARRERA DE LOS 90 KILOS).

28 DE ENERO. RETOMO ENTRENAMIENTOS TRAS DOS MESES Y MEDIO SIN CORRER COMPLETANDO 4 KMS EN 29:30:00

14 DE FEBRERO. COMPLETO 10 KMS EN 1h:06:27

19 DE FEBRERO. COMPLETO 15 KMS EN 1h:50:06

22 DEFEBRERO. BAJO DE 30 MINUTOS EN 5 KMS. 28:41:50

27 DE FEBRERO. MARCA PERSONAL EN LA MEDIA DE JEREZ . (20633 metros) en 2h:10:16

3 DE ABRIL. MARCA PERSONAL EN EL CIRCUITO DE LA MEDIA DE MADRID CON 2h:16:09

10 DE ABRIL. BAJO DE LA HORA EN 10 KMS. 59:14:70

17 DE ABRIL. MARCA PERSONAL DE 10 KMS. 55:41:00

4 DE MAYO. PESO 84.8 KG (ROMPO LA BARRERA DE LOS 85 KILOS).

7 DE MAYO. MARCA PERSONAL DE 15 KMS. 1h:29:19

7 DE MAYO. MARCA PERSONAL DE MEDIA. 2h:11:48

16 DE JULIO. ALCANZO LOS 81.7 KG. LA ULTIMA VEZ QUE TUVE UN PESO COMO ESTE FUE HACE 12 AÑOS.

1 DE OCTUBRE. MARCA PERSONAL EN MILLA. 6:56:42

9 DE OCTUBRE. MARCA PERSONAL EN 5 KMS. 25:42:58

14 DE OCTUBRE. MARCA PERSONAL EN 10 KMS. 54:26:68

19 DE OCTUBRE. PESO 79.9 KG (ROMPO LA BARRERA DE LOS 80 KILOS).

23 NOVIEMBRE. MARCA PERSONAL EN 10 KMS. 53:20:10

27 NOVIEMBRE. MARCA PERSONAL EN 10 KMS. 51:23:20

18 DICIEMBRE. MARCA PERSONAL 15 KMS. 1h:27:29

18 DICIEMBRE. MARCA PERSONAL MEDIA. 2h:03:38

29 DICIEMBRE. MARCA PERSONAL 5 KMS. 24:16:55

29 DICIEMBRE. MARCA PERSONAL 3 KMS. 14:07:82

2012

29 ENERO. MARCA PERSONAL 15 KMS. 1h:23:51

21 OCTUBRE. VUELVO A BAJAR DE 1 HORA EN 10 KMS TRAS MESES SIN PODER HACERLO.

2013

06 NOVIEMBRE. LOGRO VOLVER A BAJAR DE LA HORA EN 10 KMS.

11 DICIEMBRE. BAJO DE 90 KG.

22 DICIEMBRE. MARCA DEL AÑO EN 10 KMS. 57:38:90

27 DICIEMBRE. COMPLETO 24 KMS POR PRIMERA VEZ EN MI VIDA.

2014

02 ENERO. MEJOR MARCA DE MEDIA MARATON VIVIENDO EN LEON. 2h:18:42

EL CAMINO...

25 NOV 2010. OBJETIVO 1- UN DIA SIN TOMAR NI NESQUIK, NI BOLLERIA, NI GALLETAS. CONSEGUIDO.


26 NOV 2010. OBJETIVO 2- DOS DIAS SIN TOMAR NESQUIK, BOLLERIA Y GALLETAS. CONSEGUIDO.


28 NOV 2010. OBJETIVO 3- TRES DIAS SIN TOMAR NESQUIK, BOLLERIA Y GALLETAS. CONSEGUIDO.


1 DIC 2010. OBJETIVO 4- CINCO DIAS SIN TOMAR NESQUIK, BOLLERIA Y GALLETAS. NO CONSEGUIDO.


9 DIC 2010. OBJETIVO 5- OCHO DIAS SIN TOMAR NESQUIK, BOLLERIA Y GALLETAS. NO CONSEGUIDO.


13 SEPT 2011. OBJETIVO 6- 40 DIAS SIN TOMAR NESQUIK, NI LECHE. CONSEGUIDO¡¡¡.


10 MAR 2014. OBJETIVO 7- 50 DIAS CUIDANDOME.


29 MAYO 2017. OBJETIVO 8- 50 DIAS CUIDANDOME.

LOS OBJETIVOS

OBJETIVO 1- 5 SEPT 2012. BAJAR DE 90 KILOS. CONSEGUIDO EL 18 DE OCTUBRE.

OBJETIVO 2- 18 OCT 2012. BAJAR DE 85 KILOS. CONSEGUIDO EL 23 DE NOVIEMBRE.

OBJETIVO 3- 23 NOV 2012. BAJAR DE 80 KILOS. NO CONSEGUIDO.

OBJETIVO 4- 19 NOV 2013. BAJAR DE 90 KILOS. CONSEGUIDO EL 21 DE NOVIEMBRE.

OBJETIVO 5- 10 MAR 2014. BAJAR DE 80 KILOS. CONSEGUIDO EL 13 DE JUNIO.

OBJETIVO 6- 29 DE MAYO 2017. BAJAR DE 87 KILOS.