martes, 23 de mayo de 2017

OPERACION BIKINI



15 de mayo, la báscula marcaba 89.6 kilos, no era una buena noticia para mi, estaba en el peso más alto de los últimos 4 años, eso desató las alarmas y ya estoy en marcha en busca de mi mejor estado de forma de siempre.

Hoy ya daba 87.4 kilos. Esto sólo acaba de empezar pero espero en algún momento de este verano estar ya corriendo a los ritmos de los veranos del 2014-15 y 16, a ver si hay suerte y llego a tiempo.

Debo quitarme 10 kilos para rondar el peso de otros veranos y por tanto poder volver a hacer carreras veraniegas en 4 altos o 5 bajos. Será interesante ver si sale o no, si lo logro o no. Luego pondremos a prueba mi estado de forma en unos meses de julio y agosto muy intensos para mi, casi a fin de semana por competición, (como los anteriores años) me tengo que desquitar de tanto problema físico que he tenido en estos meses atrás y tanto paron.

En un mes, para llegar bien al verano, espero quitarme unos 8 kilos, serían una gran noticia y estar así ya por debajo de 80 kilos para cuando llegue el verano, en 79.4 kilos. Gran peso para empezar con fuerza y ganas de correr en verano que es mi época preferida, una vez adaptado al calor.

El 11 de junio espero volver a competir, ahí mi objetivo será hacerlo mejor que en mi última carrera, pero lo que salga estará bien, será mi despegue y lo daré por bueno. No tengo ni idea de a que ritmos podré correr pero si que me gustaría llegar con un peso de 82 kilos, a ver si hay suerte, sería una gran noticia, sería mi peso más bajo del año y la confirmación de por fin retomar el buen camino. Con ese peso, si que sería lógico poder correr en los casi 10 kms que toquen a un ritmo ligeramente por debajo de 6 min por km. A ver que sale.

Este año estaría bien mejorar mis marcas del 2008, 2011 y 2015 y unificarlas todas en records del 2017, pero ya veremos si sale...la motivación vuelve a estar a tope.

VAMOS¡¡¡¡¡.

domingo, 14 de mayo de 2017

CARRERA POPULAR EL SALVADOR, LA BAÑEZA 2017



El domingo 7 de mayo, día de la madre, toco levantarse a las 9:20 de la mañana, desayune una taza de batido de chocolate, 5 o 6 galletas rellenas de chocolate y media napolitana también rellena de chocolate. Tras la ducha y arreglarme, a las 10:30 fui hacia la Bañeza, donde llegue a las 11:15 (la salida de la carrera no seria hasta las 12:15, antes saldrían las categorías de los más jóvenes). 

Nada más aparcar sin problemas fui hacia la salida para recoger el dorsal, una vez lo recogí me encontré con José Nogales, un crack, modesto, sencillo, gran persona y habitual del podio en mayores de 40 años;  en esta ocasión volvió a subir al podio, mientras charlábamos salude brevemente a Saturnino, grande donde los haya y primera vez que coincidíamos esta temporada, lástima mi bajo estado de forma ya que no pudo ser en esta ocasión una referencia marcando el ritmo. Poco después apareció Santos y enseguida también Alija, así que estuvimos de charla en grupo hasta que a las 11:55 toco ir cada uno a calentar, yo aproveche para ir al coche a dejar un folleto de la carrera y ponerme el dorsal.

A las 12:10 estaba ya cerca de la zona de salida, donde me encontré con Senen, charlamos, llegaron Alija y Santos y los 4 al arco de salida, situado en la Plaza del Salvador, a los pies de la Iglesia del mismo nombre de la Plaza, Iglesia del Salvador donde estaba ya situado Luis, así que equipo completo para puntuar bien, los 5 magníficos:








Poco antes de salir salude a José María del nunca correrás solo, a Juanjo que hacia tiempo que no veía y pregunte a Pedro, la liebre habitual de 50 o 55 min a que ritmo iría (en este caso ponía 55 su banderín), pues la carrera no era de 10 kms y me dijo que a 5:30, así que no podría seguir esa liebre, le dije que yo estaba para 5:50, cosa que solo pude cumplir en la primera vuelta, el calor, la cuesta, mi falta de entrenamiento, mi tripa, provocaron que hiciera una carrera de mas a menos.

A las 12:15 sonó el disparo, poca gente vi en la salida, esta seria mi segunda participación, la primera vez que corrí aquí fue en el 2015 y vi bastante más gente y es que esta vez fueron 147, frente a los 241 de hace dos años, como para no notarlo...

Salgo detrás del todo para no molestar aunque enseguida adelanto a una chica que iba acompañada por un chico que no llevaba dorsal, así que me imagino que solo la ayudaría. Nada más salir, en los primeros 150 metros descendemos pero enseguida nos toca la gran cuesta de cada vuelta (era un recorrido de 3 vueltas con 3.1 kms por vuelta), al final contando unos 70 metros mas, de la salida y 10 de la llegada, la carrera tuvo según mi Google Earth 9380 metros. La cuesta era de 300 metros con pendiente media del 3.2% y máxima del 7.2% , luego ya no había mas cuesta, todo llano,  salvo el final de cada vuelta que aunque volvía a ser de 3% de media, solo eran unos 80 metros.
 





Por detrás solo iban el chico y la chica, por delante una chica joven y a unos 30 metros de ella un par de chicas más y otros 20 o 30 metros por delante Pedro con su banderín 55 min. Pude mantener la distancia en esta primera vuelta con las 3 chicas que tenia delante e incluso mediada la misma, adelante a la chica joven mientras la animaba (luego vi que no pudo llegar a meta, el calor seguro que pudo con ella), así que ya solo por delante veía a las dos chicas y delante de ellas a Pedro que acompañaba a dos o tres.

Pedro poco a poco se fue alejando en esta primera vuelta hasta perderlo de vista pero al menos pude mantener la distancia con las dos chicas que siempre tenia a unos 60 o 70 metros. Mi ritmo era bueno en esta primera vuelta, sentía que iba bien y que las piernas respondían bien, de respiración iba algo más justo pero sin sufrir. El tobillo me anduvo en esta primera vuelta molestando un poco, aun no esta al 100% y no es lo mismo entrenar en hierba que correr en asfalto, menos mal que luego se ve que entró en calor y me dejo tranquilo.

Pase la primera vuelta con parcial de 18:34 a 5:50, así que bastante bien pero ya el calor se hacia notar, las piernas se empezaban a cansar y la cuesta con la que comenzábamos cada vuelta cada vez que la subía me ponía la puntilla para bajar el ritmo y ver en plena cuesta como el par de chicas se iba alejando, momento que prácticamente coincidía con que me empezaban a doblar los primeros, casi llegando al final de la cuesta. 

Durante esta segunda vuelta note el calor, mediada la misma, menos mal que en la cuesta del comienzo de vuelta, nos dieron agua, en esta y en la siguiente vuelta. 








Llego un momento en que el pantalón me rozaba (al final me quedo una buena rozadura en ambas piernas) y en cada esquina esperaba ver ya el arco de meta que marcaba el final de cada vuelta pero lo que me encontraba era una larga avenida y luego otra y otra, me quejaba de lo largo que se hacia todo pero había que seguir, mientras me entretenía viendo como me iban doblando los primeros y ya no tan primeros, como me pasaban con pasmosa facilidad y se alejaban, ellos iban como en coche, yo solo corriendo...estaba incomodo pero había que seguir por el equipo y porque para eso fui hasta la Bañeza, para completar estos 9 kms y pico.

Por fin complete la segunda vuelta en 38:15 y parcial de 19:41 que daba un ritmo de esta vuelta de 6:20. Ya no eran los 5:50 de la primera vuelta. 

Me doblaron 44 al final, casi nada...ya solo me quedaba una ultima vuelta pero cada vez iba mas justo de todo y el calor era mas intenso, menos mal que mediada la gran cuesta nos dieron agua de la vuelta 1 a la 2 y de la 2 a la 3, de no ser por el agua todo habría sido mucho mas complicado. Bebía 1/3 y los otros 2/3 me los echaba por encima. 










Por delante no veía a nadie, por detrás cuando acabe la gran cuesta por ultima vez, eche un vistazo y vi a lo lejos como a 3 o 4 y a falta de 2 kms, me alcanzo un policía en moto que me dijo que detrás no venia nadie mas, ni la ambulancia estaba según el, lo cual me extraño y dicha situación propicio que me concentrara en mantener la zancada y el ritmo, para que vieran que corría, no caminaba, no vaya ser que decidieran quitarme de en medio como me había pasado en alguna ocasión puntual como en la Media de León o la de Madrid.

Esto también hizo que fuera algo estresado y encima el calor cada vez daba mas, se sentía más y yo iba cada vez más rojo, como un tomate, de respiración justo pero sin sufrir para evitar que me diera un chungo. Menos mal que el pantalón ya no me molestaba tanto y que no veía tan largas las calles o tan interminable el circuito, a base de hacer vueltas uno ya iba sabiendo lo que le esperaba, además al ser la ultima vuelta todo se llevaba mejor y era mas fácil controlar y dosificar esfuerzos.


En el ultimo kilómetro para llevarlo mejor y tratar de sufrir menos tiré de visualización y me imaginé que era Kipchoge, era fácil al ir solo y no tener a nadie ni por delante ni por detrás y con las calles de La Bañeza cerradas solo para mi, aunque un par de coches si que se metieron en el circuito, cerrado al trafico, pero como las calles eran anchas no me estorbaron. Sintiéndome Kipchoge en la lucha contra el crono, que yo traduje en lucha contra mis sensaciones regulares y acaloradas, fue todo mucho, mucho, mucho mas fácil y la meta la sentí siempre mucho, mucho, mucho mas cerca que en la anterior vuelta, sin embargo la realidad decía que esta vuelta de nuevo la había hecho mas lenta, con un parcial de 20:49 a 6:41, no había ya para mucho mas...y así llegue a la meta con dedo en alto para celebrar mi triunfo sobre el trazado, sobre mis circunstancias, sobre el calor y poco rodaje en piernas y cardio; en un tiempo de 59:05 a 6:17 por km para 9380 metros.




No fui último como vaticiné hace unos días, fui el penúltimo, el 146 de 147 corredores. La última llegó casi 9 minutos más tarde que yo. El policía motorizado que habló conmigo a falta de 2 kms y me dio a entender que yo era el último se había equivocado, aún había una chica luchando contra el calor y sus circunstancias por alcanzar la meta y lo consiguió, que jabata, que grande... 

La gente se sorprende que me haya salido esta marca, ya que en los años anteriores solia ir a 4 altos o 5 pelados pero las "miserias" tambien hay que contarlas, no solo hay que enseñar la plenitud de forma, si no todos los aspectos y así se comprende lo que cuesta ir mejorando y pasar de un estado de forma a otro. Fui a 6:17 y me sentí como cuando iba a 4:45, igual de asfixiado, pero es lo que hay a día de hoy, son mis pequeñas miserias que me hacen valorar y disfrutar más si cabe, con posterioridad, mis pequeñas conquistas.

Las pulsaciones seguro que rondaron las 175, pero no lo pude constatar. El publico como siempre, según avanzaron las vueltas fue cada vez menor, hasta que en mi última vuelta prácticamente no había, salvo los forzados por estar sentados en bares y terrazas que daban al circuito. En la segunda vuelta una vez mas, como me paso en la anterior carrera tuve que oír aquello de los últimos serán los primeros, aun estoy esperando...jajaja.

Nada mas cruzar la meta llegaron a felicitarme Senen y Santos, lo cual se agradece mucho, Alija y Luis con eso del día de la madre, que ya era muy tarde se habían tenido que ir.

El equipo estuvo a gran altura, Luis como siempre haciendo de punta de flecha, cada vez mas en forma y con ganas de mejorar como todos, hizo 41:33, casi nada, me saco casi 20 minutos el tío, luego Alija, 43:32 para quitarse el sombrero y eso que por circunstancias no puede correr aun como le gustaría, luego Santos 45:37, que no para y que del año pasado a este ha mejorado casi 5 minutos en 10 kms, casi nada...que tío...y finalmente Senen hizo 47:01, libre ya de problemas físicos que le han lastrado en estos últimos tiempos.

A ver si logro ya pronto tener continuidad entrenando porque se ha puesto todo el equipo las pilas, están como un tiro, estar patrocinados da bastante moral, menos yo, que espero pronto poder dejar atrás problemas físicos y recuperar por lo pronto el nivel de estos últimos 3 años. Al menos puntué que eso es fundamental, sobre todo si soy el quinto hombre.

En esta ocasión no habría corrido si no fuera porque quería ayudar al equipo, no estaba aun para competir y el calor hizo todo mucho mas complicado. Sufrí, se me hicieron por momentos bastante largos los 9 kms y pico pero valió la pena, conseguí mi objetivo de darle puntos al equipo. No estuve desencaminado al pensar que podría ir a 6 min por km, el calor y esa cuesta evitaron que lo clavara, además decidí no llevar las voladoras, que me dan siempre un plus, me “obligan” a cuidar más la técnica.

Tras despedirme de Senen y Santos, deje el dorsal, pille la bolsa que contenía la camiseta, un caldo de pollo, una barrita muesli y agua y me fui al coche y a casa pues era ya la 1:25 de la tarde. Llegue a casa a las 2:15 de la tarde donde me esperaba mi mujer, comimos empanada de bonito y de postre me esperaba un helado magnum de chocolate y medio cruassant relleno de chocolate, había que reponer energías. Las madres: complicado celebrar el día con ellas, porque estaban a 800 kms de nosotros así que la comida fue un homenaje a ellas, jajaja.

Afronte esta carrera con 88.5 kilos, bufff, record de gordura en este 2017.

Muchas gracias, como siempre, a Ángeles y Senen por sus fotos, que dan más vida a esta crónica y dejan un testimonio gráfico, ya eterno, de lo que pasó en La Bañeza una mañana del 7 de mayo del 2017. 

domingo, 7 de mayo de 2017

KIPCHOGE, QUE MANERA DE CORRER, QUE MANERA DE VOLAR, QUE MANERA DE GANAR




Gestas como las de Kipchoge son las que inspiran, las que crean nuevos Kipchoges, hasta a mi me sirve de ejemplo e inspiración para tratar de romper en un futuro cercano mi particular muro, los 40 minutos en 10 kms, gestas de estas son las que nos mueven al resto, es un gran efecto llamada, es una gran invitación a que cada quien haga realidad sus sueños por muy difíciles o imposibles que parezcan. Las sub 2 horas antes de esta gesta Kipchoguiana, estaban a 2 minutos y 57 segundos y ahora están a solo 25 segundos (para hacer 2 horas exactas). Un mordisco así y ver ya tan cerca las sub 2 horas provoca que lo que parecía imposible deje de serlo.

Vamos a ver si este gran logro me inspira y aprovecho para quitarme unos kilos que me permitirán correr más rápido. Kipchoge inspírame¡¡¡¡¡ y Kipchoge me inspiro...

Vamos a ver que pasó el pasado 6 de mayo, sábado, a las 5:45 de la mañana en Italia:

El keniano Eliud Kipchoge, de 32 años, campeón olímpico de maratón y ganador de las maratones de Londres y Berlín originario de la provincia del Valle del Rift, que en 2003, con sólo 18 años, batió en la final de 5.000 metros de los Mundiales de París a dos grandes, Hicham El Guerruj y Kenenisa Bekele, demostró que el muro de las dos horas está a la vuelta de la esquina. Corrió este sábado en el autódromo de Monza el maratón más rápido de la historia, culminando con una marca no homologable de 2h00:25 el reto diseñado por Nike para bajar de las dos horas en la carrera de 42.195 metros. Este tiempo supone más de dos minutos y medio por debajo del actual récord del mundo que posee su compatriota Dennis Kimetto desde 2014 con 2 horas, dos minutos y 57 segundos, logrado en el maratón de Berlín.

Para romperlo, había que recortar 2 minutos y 57 segundos al récord mundial de Kimetto, y para ello Nike se inventó una carrera de laboratorio con la ayuda liebres rotatorias que entraban por turnos en carrera, de forma que la marca no podía ser homologada.

Para romper la barrera de las dos horas en maratón, había que superar en un 2,5 por ciento el récord mundial de Kimetto (2h02:57), y para ello fueron seleccionados tres contendientes, el mínimo que exige el reglamento en una carrera: el campeón olímpico, Eliud Kipchoge, el etíope Lelisa Desisa, dos veces ganador en Boston, y el eritreo Zersenay Tadese, plusmarquista mundial de medio maratón.

Todo el equipo había desembarcado el 1 de mayo en Milán y trabajaron a diario en el autódromo de Monza, a cuyo circuito, de 2.405 metros, los tres atletas seleccionados tenían que dar 17,5 vueltas para cubrir los 42.195 del maratón, ayudados por un grupo permanente de seis liebres. A partir de la primera vuelta y media, las liebres eran sustituidas de tres en tres.

La carrera, llamada 'Breaking2' por el gigante estadounidense de material deportivo, respondió a las enormes expectativas creadas. Todo estaba preparado en Monza para que el mítico muro de las dos horas cayera por primera vez en la historia. Con poco más de 11 grados de temperatura, una humedad del 68 por ciento y un viento casi nulo, las condiciones eran las adecuadas para el reto.

Se trataba de dar 17,6 vueltas al circuito de 2,4 kilómetros que recorría parte del trazado del autódromo italiano. Los tres elegidos para la gesta, Kipchoge, Zersenay Tadese y Lelisa Desisa, debían seguir el infernal ritmo marcado por sus 32 liebres, como el estadounidense Bernard Lagat, de 42 años, o los africanos Selemon Brega, de 17, Stephen Sambu, Sam Chelanga, Andrew Bumbalough o Chris Derrick, que se fueron relevando a los largo de la carrera en grupos de seis atletas. Esa fue una de las claves de esta gran gesta.

Éstos a su vez debían seguir una marca láser que proyectaba un coche eléctrico Tesla que indicaba el ritmo adecuado para bajar de las dos horas. Todo muy medido y estudiado. Todo muy Nike.




Junto a los tres protagonistas, dos bicis con todo lo necesario para su avituallamiento. Geles y líquidos que debían ingerir en pequeñas dosis pero con notable frecuencia a lo largo de la carrera. Contraviniendo otra de las reglas de la IAAF, los atletas recibían avituallamiento líquido desde dos bicis motorizadas que marchaban junto a ellos. Por delante de todos, el Tesla que abría carrera mantenía constantemente el ritmo para clavar las dos horas. La consigna, por tanto, era simple: siga a ese coche.
 



A las 5.45 horas, todavía noche cerrada en Monza, se dio la salida. Los nueve corredores -seis de ellos en labores de liebre- emprendieron el reto con 12 grados de temperatura, una humedad del 69 por ciento y un viento que soplaba del norte a 6 km por hora. En el asfalto, un rayo láser dibujaba un espacio de seis metros en forma de pirámide truncada, al que los corredores debían ajustarse, en ritmo y emplazamiento, para que los tres actores principales aprovecharan los beneficios de una formación en punta de flecha.

El gigante comercial preparó a Kipchoge, también a Desisa y Tadese, un recorrido de 17.6 vueltas de 2,4 kilómetros al autódromo con grupos de tres liebres, que se iban relevando en cada giro (siempre iban seis pacers en forma de flecha para frenar al viento). Los tres africanos llevaban un calzado especial (Nike Vaporfly Elite), unas tiras adhesivas en los tibiales para frenar las vibraciones y se les daba el avituallamiento de manera muy controlada. El comienzo no pudo ser más prometedor. Los atletas pasaban los cinco primeros kilómetros en 14:14, para una marca final de 1h:59:56. Por el décimo km ya había amanecido y el campeón olímpico, con camiseta roja en contraste con las blancas de los otros dos, pasó en 28:21 (para un tiempo final estimado de 1h59:35).


42:34 el 15, para un tiempo final estimado de 1h:59:48. Las liebres se relevaban sólo en el espacio reservado para el intercambio. Ya se estaban dando los tiempos de paso más rápidos nunca vistos en la historia con diferencia, tanto que a los 51 minutos de carrera, Desisa acabó diciendo basta y comenzaba a descolgarse poco tiempo después, en el km 18, pues a los 15 kilómetros el etíope ya marchaba con algunos metros de retraso (43:12 de Wanjiru en Londres era el record del mundo hasta ese momento en 15 kms) e iban por debajo de las dos horas. Una marca electrónica de luz lo señalaba. Las liebres seguían la marca del láser sin problemas.

En el 20, poco antes de cumplirse la primera hora, también se rezagó Tadese, aunque siguieron en carrera, con tres liebres a su servicio. Por delante, Kipchoge continuaba sin problemas a rebufo de su guardia pretoriana de seis, sin el menor signo de cansancio en su rostro relajado.

Por tanto, el siguiente en pagar los platos rotos fue Tadese. El eritreo, entrenado por el español Jerónimo Bravo y que es un asiduo de la Casa de Campo madrileña durante sus sesiones de trabajo, aguantó el ritmo marcado por las liebres hasta el kilómetro 20, que se pasó en 56:49 para un tiempo estimado de 1h:59.53.

En la media sólo quedaba Kipchoge, con su guarda pretoriana de seis liebres (entre ellas estaba Bernard Lagat). Pasaron en 59:57. Tadese tiene el récord mundial en 58:23. La carrera se adentraba en territorio inexplorado a esos ritmos .Perfecto para bajar de dos horas. Una locura…Los cencerros repartidos por la organización (por algo la carrera se disputó al pie de los Alpes) tintineaban con fuerza cada vez que los atletas pasaban por la línea de meta. Y es que Desisa y Tadese siguieron el liza, arropados siempre por tres liebres, pese a quedarse descolgados del grupo de cabeza, que obviamente acaparaba el entusiasmo de los presentes.

  



El kilómetro 25 se pasó en 1h:11:03, 15 segundos más rápido que la plusmarca mundial oficiosa de esa distancia, para un tiempo final de 1h:59:56. Sin embargo, lo más impresionante era el gesto hierático de Kipchoge, que no daba ningún síntoma de flaqueza a estas alturas de carrera. 

Adiós al margen

Con todo, el margen de error se esfumó a los 30 kilómetros, que se pasaron en 1h:25:20, para un tiempo estimado de dos horas exactas. A falta de 10 km, a un ritmo jamás sostenido por nadie antes, Kipchoge dobló a Desisa, pero comenzó a tener dificultades para seguir a las liebres, que hubieron de adaptarse a sus fuerzas, abandonando la marca del láser.

Su zancada no tiene fisuras y galopaba con fuerza, pero la fatiga de la maratón comenzó a hacer ligera mella en el 35 (1h 39:37, a siete segundos del sub-2), el crono final se disparaba hasta las dos horas y seis segundos. La liebre en punta menudeaba sus miradas hacia atrás para no alejarse, y el coche cuya posición marcaba imperturbable los límites del desafío, se alejaba metro a metro. Parecía ya evidente que la gesta no iba a ser este histórico sábado en Monza.


Kipchoge sufría siguiendo el ritmo brutal. Había necesitado seis segundos más que en el giro anterior y a falta de una sola vuelta (2,4 km), el ritmo apuntaba a una marca final de 2h00:19. Pasó por el km 40 en 1h54:04. las liebres ya iban en fila india, debatiéndose entre seguir la línea roja Sub-2 y esperar a Kipchoge, que pasaba a 18 segundos (1:54.04) del jaleado Breaking 2. De ahí a la meta, 2.195 metros de agonía, aun cuando sonreía a menudo, frente a un público que comenzaba a llenar las gradas del circuito.

Las liebres se retiraron a falta de 300 metros para ceder todo el protagonismo al gran héroe, que paró el crono de meta en 2h00:25 e inmediatamente pidió perdón por no haber conseguido el reto. Había corrido la primera mitad en 59:57 y la segunda en 60:28, a un ritmo increíble de 2:51 el kilómetro. Al final, llegó en 2h 00:25, una exageración para el ser humano. Viendo la burrada estaban Carl Lewis, Paula Radcliffe, Shalane Flanagan...
 








De momento, Kipchoge, que hablaba con la ex maratoniana Paula Radcliffe poco después de cruzar la línea de meta, ha dejado la puerta abierta a un nuevo intento aunque sus primeras palabras fueron para dar las gracias a las liebres que le llevaron en volandas a lo largo de estos estratosféricos 42 kilómetros y 195 metros.

Finalmente, Tadese concluyó la carrera en 2H06:51, su mejor marca de largo en el maratón, mientras que Desisa, que arrastró problemas musculares en las últimas semanas, finalizó con un tiempo de 2h:14:10.

El récord del mundo continúa en poder del keniano Dennis Kipruto Kimetto, que el 28 de septiembre de 2014 venció en Berlín con un tiempo de 2h02:57, pero Kipchoge, segundo del ránking oficial de todos los tiempos con 2h03:05, ha rozado en Monza los límites del ser humano en la carrera más larga del programa olímpico, alimentando el debate sobre cuánto tiempo habrá de transcurrir para que caiga el muro de las dos horas.

Eliud Kipchoge está más que satisfecho con la carrera hecha en Monza pese a quedarse a las puertas de bajar de las dos horas. Al menos eso decía en la multitudinaria rueda de prensa posterior a la prueba. El vigente campeón olímpico de maratón admitió que les fue "imposible mantener el ritmo toda la carrera. Al fin y al cabo no somos máquinas, soy un ser humano, por muy fuerte que sea mi mente".

Ha sido un maratón diferente porque uno está acostumbrado a un recorrido largo y no a un circuito tan corto que se te acaba haciendo monótono"

"Ahora ya sé que estoy a sólo 25 segundos de bajar de las dos horas pero para ser sinceros, ahora mismo veo imposible que nadie rompa esa barrera en una maratón oficial", añadió el keniata, que no obstante abrió una puerta a la hazaña en un futuro cercano: "Nosotros hemos demostrados con esta carrera que no hay límites para el ser humano. Nada es imposible por siempre".

"He hecho la mejor carrera de mi vida aunque las dos últimas vueltas he perdido el ritmo porque iba muy cansado. Cuando sufro sonrío para convencerme de que estoy feliz pero en realidad el tramo final se me ha hecho muy duro. Ha sido un maratón diferente porque uno está acostumbrado a un recorrido largo y no a un circuito tan corto que se te acaba haciendo monótono", finalizó el keniata.

Tras los Juegos de Río, Kipchoge abandonó la primera fila competitiva para dedicarse en cuerpo y alma a este proyecto en el que los científicos de Nike le han asesorado a nivel de entrenamientos, de tecnología y alimentación para intentar lograr romper la barrera de las dos horas. Se quedó a 25 segundos, estaría por ver cuanto habría hecho en una maratón comercial. ¿Habría caído el récord de Kimetto?

El tiempo final no será el nuevo récord del mundo porque la carrera, siendo completamente legal, no reunía las condiciones para ello. Falta saber si ha sido un hermoso y efímero sueño de Nike o el comienzo de un reto que tendrá nuevo capítulos.

El pasado sábado nació para mi una nueva estrella que será inolvidable, un referente, un fenómeno, un ganador, un luchador, un crack, un modelo a seguir desde la distancia, un ídolo como lo fue en su día Carl Lewis, que curiosamente estuvo por allí también pero como maestro de ceremonias. Ya tengo dos ídolos Carl Lewis en la distancia mas corta, los 100 metros y que me sirvió de inspiración en aquellos años ochenta y ahora en la distancia mas larga del programa olímpico, descubrí el sábado a un tal Eliud Kipchoge, que le vi ganar en la maratón Olímpica de Río, pero ahí no me impresiono, ni me impacto, ni me llamo la atención, solo me pareció un Keniata mas ganando una maratón. En cambio con esa gran gesta de rozar las 2 horas para mi se ha convertido en un tío a seguir, que quizá lo vuelva a intentar. Es ya para mi un referente y un ídolo.

Ya tengo pues dos ejemplos que van del pasado al presente y de los 100 metros a la maratón, no se puede pedir más. Carl Lewis me movió en los ochenta y me permitió sentirme un corredor rápido, un buen corredor en aquellos años y ahora espero que esa maratón de Kipchoge me sirva de motor, de inspiración para buscar en el presente volver a correr rápido y recordar un poco aquellos años ochenta desde la distancia, desde el presente, desde los 10 kms donde ando mas o menos enfocado.

Gracias Kipchoge, necesitaba que llegara alguien como tú para salir de mi zona de estancamiento. Ahora seguiré tus futuros pasos y gestas que estoy seguro que algo más de magia harás, tienes 32 años, así que aun nos quedan 3 o 4 años de hacernos disfrutar con tus zancadas tan fáciles de ver y tan difíciles de seguir.

No las tenía todas conmigo de que se acercaran a las 2 horas y sin embargo Kipchoge reconozco que me sorprendió gratamente, menos mal que así fue ya que desde las 5:30 de la madrugada estuve viendo todo lo que aconteció en directo desde la web de Nike, hasta las 8 de la mañana que toco ir a dormir, como curiosidad lo vi en el baño del hotel Palacio de la Magdalena, en Soto del Barco (Asturias), donde estuvimos del viernes al sábado alojados Blanca y yo para pasar un sábado por la zona en compañía de amigos. Fue un buen sábado y hoy volví a la competición para sufrir y penar pero eso será otra historia que ya contaré en próximos días. No quedé último pero si penúltimo y es que cuando el estado de forma brilla mucho por su ausencia, tengo muchas papeletas para obtener esos resultados pero contento, eso sí.



Aqui podeis ver la gesta repetida:


HITOS

2010

23 FEBRERO-88 KILOS. A 61 DIAS.

24 FEB. COMIENZO A CAMINAR.A 60 DIAS.

25 FEB.SABIENDO QUE ME VOY A CALAR,HAGO EJERCICIO Y EVIDENTEMENTE ME CALO HASTA LOS HUESOS,PERO ESTA ES YA MI SEGUNDA VICTORIA. A 59 DIAS.

1 MARZO. EMPIEZO A CORRER CON 3 KMS, POR FIN¡¡¡. A 55 DIAS.

10 MARZO. COMIENZO LA DIETA CON 88.9 KILOS. A 46 DIAS.

10 MARZO. CUBRO 5 KMS,YA CASI 1/4 DE LA MEDIA. A 46 DIAS.

17 MARZO. CUBRO 8 KMS,MAS DE 1/3 DE LA MEDIA. A 39 DIAS.

17 MARZO. PESO 87.2 KILOS.LA BASCULA POR FIN EMPIEZA A CEDER ,PESO MAS BAJO DE LO QUE VA DE AÑO. LA DIETA Y EL ENTRENAMIENTO EMPIEZAN A FUNCIONAR. A 39 DIAS.

21 MARZO. PESO 86.1 KILOS.QUE BIEN PINTA TODO¡¡¡. A 35 DIAS.

26 MARZO.PESO 85 KILOS. A 30 DIAS.

26 MARZO. CUBRO 10 KMS, CASI LA MITAD DE LA MEDIA. A 30 DIAS.

11 DE ABRIL. CUBRO 12 KMS, PASANDO POR EL KM 10 EN 58:55. A 14 DIAS.

15 DE ABRIL. PESO 83.5 KILOS. A 10 DIAS.

18 DE ABRIL. CUBRO 15 KMS CON MARCA PERSONAL. A 7 DIAS. 1h:32:18

25 DE ABRIL. COMPLETO LA MEDIA MARATON DE JEREZ (20633m) en 2h:19:36

18 DE OCTUBRE. PESO 92,4 KILOS.

19 DE OCTUBRE. HOY COMENCE DE NUEVO A CORRER CON 3 KMS TRAS 4 MESES FUERA DE JUEGO.

22 DE OCTUBRE. ALCANZO LOS 5 KMS, YA ESTOY MAS CERCA.BIEN¡¡.

25 DE OCTUBRE. PESO 90,5 KILOS.

31 DE OCTUBRE. COMPLETO 8.3 KMS.

1 DE NOVIEMBRE. PESO 89.3 KILOS.

13 DE NOVIEMBRE. COMPLETO 10 KMS, SE HAN HECHO ESPERAR PERO AL FINAL TODO LLEGA. BIEN¡¡¡. 1h:12:22

15 DE NOVIEMBRE. PARON POR SOBREPESO, TOCA ADELGAZAR.

2011

15 DE ENERO. PESO 89.9 (ROMPO LA BARRERA DE LOS 90 KILOS).

28 DE ENERO. RETOMO ENTRENAMIENTOS TRAS DOS MESES Y MEDIO SIN CORRER COMPLETANDO 4 KMS EN 29:30:00

14 DE FEBRERO. COMPLETO 10 KMS EN 1h:06:27

19 DE FEBRERO. COMPLETO 15 KMS EN 1h:50:06

22 DEFEBRERO. BAJO DE 30 MINUTOS EN 5 KMS. 28:41:50

27 DE FEBRERO. MARCA PERSONAL EN LA MEDIA DE JEREZ . (20633 metros) en 2h:10:16

3 DE ABRIL. MARCA PERSONAL EN EL CIRCUITO DE LA MEDIA DE MADRID CON 2h:16:09

10 DE ABRIL. BAJO DE LA HORA EN 10 KMS. 59:14:70

17 DE ABRIL. MARCA PERSONAL DE 10 KMS. 55:41:00

4 DE MAYO. PESO 84.8 KG (ROMPO LA BARRERA DE LOS 85 KILOS).

7 DE MAYO. MARCA PERSONAL DE 15 KMS. 1h:29:19

7 DE MAYO. MARCA PERSONAL DE MEDIA. 2h:11:48

16 DE JULIO. ALCANZO LOS 81.7 KG. LA ULTIMA VEZ QUE TUVE UN PESO COMO ESTE FUE HACE 12 AÑOS.

1 DE OCTUBRE. MARCA PERSONAL EN MILLA. 6:56:42

9 DE OCTUBRE. MARCA PERSONAL EN 5 KMS. 25:42:58

14 DE OCTUBRE. MARCA PERSONAL EN 10 KMS. 54:26:68

19 DE OCTUBRE. PESO 79.9 KG (ROMPO LA BARRERA DE LOS 80 KILOS).

23 NOVIEMBRE. MARCA PERSONAL EN 10 KMS. 53:20:10

27 NOVIEMBRE. MARCA PERSONAL EN 10 KMS. 51:23:20

18 DICIEMBRE. MARCA PERSONAL 15 KMS. 1h:27:29

18 DICIEMBRE. MARCA PERSONAL MEDIA. 2h:03:38

29 DICIEMBRE. MARCA PERSONAL 5 KMS. 24:16:55

29 DICIEMBRE. MARCA PERSONAL 3 KMS. 14:07:82

2012

29 ENERO. MARCA PERSONAL 15 KMS. 1h:23:51

21 OCTUBRE. VUELVO A BAJAR DE 1 HORA EN 10 KMS TRAS MESES SIN PODER HACERLO.

2013

06 NOVIEMBRE. LOGRO VOLVER A BAJAR DE LA HORA EN 10 KMS.

11 DICIEMBRE. BAJO DE 90 KG.

22 DICIEMBRE. MARCA DEL AÑO EN 10 KMS. 57:38:90

27 DICIEMBRE. COMPLETO 24 KMS POR PRIMERA VEZ EN MI VIDA.

2014

02 ENERO. MEJOR MARCA DE MEDIA MARATON VIVIENDO EN LEON. 2h:18:42

EL CAMINO...

25 NOV 2010. OBJETIVO 1- UN DIA SIN TOMAR NI NESQUIK, NI BOLLERIA, NI GALLETAS. CONSEGUIDO.


26 NOV 2010. OBJETIVO 2- DOS DIAS SIN TOMAR NESQUIK, BOLLERIA Y GALLETAS. CONSEGUIDO.


28 NOV 2010. OBJETIVO 3- TRES DIAS SIN TOMAR NESQUIK, BOLLERIA Y GALLETAS. CONSEGUIDO.


1 DIC 2010. OBJETIVO 4- CINCO DIAS SIN TOMAR NESQUIK, BOLLERIA Y GALLETAS. NO CONSEGUIDO.


9 DIC 2010. OBJETIVO 5- OCHO DIAS SIN TOMAR NESQUIK, BOLLERIA Y GALLETAS. NO CONSEGUIDO.


13 SEPT 2011. OBJETIVO 6- 40 DIAS SIN TOMAR NESQUIK, NI LECHE. CONSEGUIDO¡¡¡.


10 MAR 2014. OBJETIVO 7- 50 DIAS CUIDANDOME.


29 MAYO 2017. OBJETIVO 8- 50 DIAS CUIDANDOME.

LOS OBJETIVOS

OBJETIVO 1- 5 SEPT 2012. BAJAR DE 90 KILOS. CONSEGUIDO EL 18 DE OCTUBRE.

OBJETIVO 2- 18 OCT 2012. BAJAR DE 85 KILOS. CONSEGUIDO EL 23 DE NOVIEMBRE.

OBJETIVO 3- 23 NOV 2012. BAJAR DE 80 KILOS. NO CONSEGUIDO.

OBJETIVO 4- 19 NOV 2013. BAJAR DE 90 KILOS. CONSEGUIDO EL 21 DE NOVIEMBRE.

OBJETIVO 5- 10 MAR 2014. BAJAR DE 80 KILOS. CONSEGUIDO EL 13 DE JUNIO.

OBJETIVO 6- 29 DE MAYO 2017. BAJAR DE 87 KILOS.